¿Cómo limpiar tus joyas de oro?

¿Cómo limpiar oro?

Es una pregunta que muchos nos hacemos, ya que con el paso del tiempo, nuestras joyas de oro pueden acumular suciedad si las utilizamos diariamente. Por eso, queremos darte una serie de consejos clave sobre cómo limpiar joyas de oro de una manera adecuada y sin dañarlo para que puedas lucirlo como el primer día. 

Si quieres mantener para siempre las alianzas de boda, la pulsera que te regalaron por tu cumpleaños o cualquier otra joya de oro 18 kilates, sigue leyendo nuestro post porque te mostraremos cómo hacerlo de manera sencilla. 

En Alda Joyeros tenemos joyas en oro de 18 kilates de primera ley, consiguiendo una calidad perfecta para que tus joyas no pierdan su forma ni belleza. Pero muchas veces les damos un mal uso a nuestras joyas, ya sea no limpiándolas correctamente o usándolas de manera incorrecta. Te daremos los mejores consejos sobre cómo limpiarlas de manera casera o con líquidos profesionales.

¿Cómo limpiar tus joyas de oro con productos profesionales?

Si quieres obtener una limpieza perfecta y profesional, lo mejor es que compres un líquido limpiador especial para joyas de oro, además se puede adquirir en cualquier tienda de joyas o por internet. 

También puedes limpiar tus joyas con nuestra gamuza especial para limpieza de oro. Se trata de una gamuza impregnada, ideal para mantener brillantes tus joyas de oro amarillo, oro blanco u oro rosa. 

Trucos caseros para limpiar joyas de oro

Te enseñamos diferentes maneras de limpiar tus joyas para eliminar las impurezas de tu joya. 

1. Limpiar  joyas de oro con pasta de dientes

Una forma muy eficaz de limpiar tus joyas de oro es con pasta de dientes. Mezcla un poco de pasta de dientes con agua, cuando se haya formado una mezcla y se forme una ligera pasta, frota la pasta con un cepillo de dientes que no sea muy duro. Por último, solo tienes que enjuagarlas con agua. 

2. Limpiar anillos de oro con líquido lavavajillas 

Infografía: Proceso para limpiar unos anillos de oro - Jewelry Infographic

Pasos para limpiar tus anillos de oro

El detergente para fregar platos sirve más que para eso, ya que contiene una fórmula muy eficaz para limpiar el oro. Para ello, solo tienes que verter unas gotas de líquido en un recipiente con agua tibia y mezclarlo. Después introduce las joyas que quieras limpiar y déjalas en el agua durante unos 15 minutos. No debes echar agua caliente o hirviendo si tus joyas contienen piedras preciosas porque pueden dañar la pieza.

Seguidamente frota la joya con un cepillo de dientes que tenga las cerdas suaves, es muy importante que sean suaves, ya que si fueran duras podrían dañar el oro, e intenta eliminar toda la suciedad que tu joya contenga. 

Posteriormente enjuágalas con agua y sécalas con un paño de tela suave. 

3. Bicarbonato, un producto barato que podemos encontrar en casa para limpiar nuestras joyas.

Al ser un producto efervescente hace que se elimine la suciedad y el oro cobre su brillo natural. Primero tienes que mezclar tres cucharadas de bicarbonato con agua tibia y luego solo tienes que aplicar la mezcla sobre tus anillos o joyas que quieras limpiar. Cuando ya esté todo bien mezclado, echa vinagre para activar la efervescencia y que de esta forma se desprenda la suciedad de tus joyas. Finalmente enjuaga las joyas con agua tibia y sécalas con un paño de tela suave. 

Consejos para limpiar pendientes con perlas

Es necesario tener muy en cuenta que el medio natural de la perla es el agua, por lo que siempre es bueno limpiarla con agua. Si tienes alguna joya que contenga perlas tienes que limpiarla con mucha delicadeza y atención. Las perlas contienen un pegamento adherido a la joya de oro que puede ser llegarse a caer si no se mantiene un cuidado adecuado, ya que puede terminar desgastándose. 

El mejor paso a seguir para limpiar tus pendientes con perlas es utilizar un paño o una gamuza humedecidos en agua. 

No hay que mojar el collar o pendiente entero, ya que podría dañar el pegamento o el hilo que sujeta el collar. Tampoco es bueno para las perlas usar productos que contengan alcohol, póntelas siempre después de haberte echado el perfume y la laca. 

Para su mejor mantenimiento, guarda las joyas con perlas en un lugar apartado al resto, para evitar roces y fricciones. Envuélvelas en una gamuza o paño limpio para conservarlas mejor. 

Y las joyas personalizadas con grabado, ¿siguen los mismos pasos de limpieza?

Para las joyas personalizadas que están grabadas no hay que seguir los mismos pasos que el resto, puesto que pueden dañarse más fácilmente. Para limpiar una joya de oro grabada solo hay que emplear un paño humedecido en agua y pasarlo por la superficie de la joya con cuidado de no dañar el grabado. 

Como ya habrás podido ver, es muy fácil aprender a limpiar las joyas de oro. Esperamos que sigas nuestros consejos a la hora de ponerte a limpiarlas. Finalmente, nos gustaría darte unos últimos consejos sobre joyas. 

  • Consérvalas en bolsas separadas para que no se rocen.
  • Evita bañarte con ellas tanto en piscina o playa como en tu casa. 
  • Evita echarte perfume o laca mientras las lleves puestas, de esta manera evitarás que se dañe.

Si tienes cualquier duda sobre el cuidado de las joyas en oro y cómo limpiarlas no dudes en contactar con nosotros para que te resolvamos la duda. 

Compartir:

Share on facebook
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar